Los jardines a la francesa

En 2017, la percepción de Chambord se transformará totalmente: el castillo recupera sus jardines a la francesa del siglo XVIII.

En 1519, el castillo de Chambord, erigido por la voluntad de Francisco I, con la inspiración de Leonardo da Vinci, surge en el corazón de las tierras pantanosas de Sologne. Se beneficia de inmediaciones espaciosas y con muchos animales de cacería, en las que el rey puede disfrutar de la caza. Luis XIV emprende obras de saneamiento y quiere dar al castillo un marco paisajístico digno de su arquitectura. Hace acondicionar dos jardines, en el Norte y al Este, visibles en los planos más antiguos que nos han llegado. En 1734, bajo el reino de Luis XV, estos jardines son reacondicionados y ornamentados con paseos de árboles y bosquetes. Hasta la década de 1930, los parterres Norte y Este se mantienen y vuelven a plantar, en una configuración muy parecida a la del siglo XVIII. Es a partir de 1970 que los jardines se dejan en un estado minimalista, conservado hasta la actualidad.

La restitución de los jardines a la francesa es un proyecto de una visibilidad muy relevante, de interés internacional. La imagen de estos jardines es indisociable de la gran fachada norte de Chambord, mundialmente conocida, porque se sitúan a los pies del castillo, en una excavación diseñada por Luis XIV. Los visitantes descubrirán el castillo ya no como un objeto aislado, sino como el elemento de una composición majestuosa que combina espacios naturales salvajes (el parque), acondicionados (los jardines) y una construcción arquitectónica excepcional.

Inicio de la obra: Agosto de 2016

Coste: 3,5 millones de euros de inversión, mecenazgo excepcional, a título personal, del Señor Stephen A. Schwarzman.

La obra en cifras: 6.5 hectáreas; 44.000 m² de paseos de gravilla; 32.500 vegetales; 18.000 m² de césped; 800 árboles plantados; 5 meses de obras; 3,5 millones de euros de presupuesto; más de 100 personas movilizadas; 14 años de investigaciones históricas.

Mecenazgo

Ser mecenas del dominio nacional de Chambord, es contribuir a la proyección de un monumento excepcional y de su marco único en el mundo, emblema del patrimonio mundial, que deslumbra constantemente desde hace cinco siglos a los amantes de las artes y de la naturaleza.
6ecf04b0acc11dabc4ef8a254fcb22edHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH